sábado, 12 de mayo de 2012

Nada es lo que parece


Un viejo tenía un lago en su finca. Después de mucho tiempo, decide ir a ver si estaba todo en orden.


 Cogió un cesto para aprovechar el paseo y traer unas frutas por el camino... Al aproximarse al lago, escuchó voces animadas.

 Vio un grupo de mujeres bañándose, completamente desnudas. Al verlo, todas se fueron a la parte más honda del lago, manteniendo solamente la cabeza fuera del agua.

 Una de las mujeres gritó:

 -¡No saldremos mientras usted no se aleje!

 El viejo respondió: -¡Es que yo no vengo para verlas nadar o salir desnudas del lago! Levantando el cesto, les dijo:

 - Estoy aquí solo para alimentar al cocodrilo....
MIS OTROS BLOGS


porteriaNela
Abaco de coloresDirectora gerente de hogar

1 comentario:

Manuel dijo...

El diablo sabe más por viejo, que por diablo... ;D

Saludos